irreal de catorce

irreal-de-catorce
Palurda de los ojos miopes
huasteca de añoranza de vivida voz.
La rúbrica del violín que nos baila,
el óxido en mis brazos de metal te lleva
por la cintura y el encaje folclórico de tu alma,
tan no se bailar que de sostenerte
entre mis dedos de jarana
mujer me enamoro.

Tu hilo del desierto en el corpiño
y el corazón bordados a tu pechos,
latiendo por mi mientras me miras,
yo también soy mexicano de lo peorcito
y predominamos.

Es irreal de catorce y la sangre Wiricuta
corre por las entrañas de la tierra,
sabios del adoquín del viento
hincados en jabardo vaticinando la nulidad,
el mundo en manos de muñones
que escarban minas en el corazón del peyote,
brote de humanos que enferman todo lo que miran,
¿Con que antibiótico nos sudará el planeta?

te miro sonreír, para la música y te beso
te cuelas luego entre un enjambre de nativos
con el rojo en el moreno de tus mejillas da un violeta
que escapa como una luciérnaga en la noche
de mis manos negras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s