Mensaje en botella por naufragio IV

Mensaje en botella por naufragio IV
(…) me dijo que me odiaba
secando sus lágrimas con un ventilador
saliva, sabia y sangre hasta encerrarse en un puño de arena
y sus besos como ladrillos se rompieron en insultos
en espejismos que alguna vez palpitaron en la carne
medusa de eco que se ha quedado a mirarme a los ojos
en un zumbido eterno que se incrementa
como el de una locomotora que viene a abrazarnos
entre muerte y oxido a nosotros los maniquíes que huyen
¿cómo imaginar la sombra de un tren a distancia
en el olvido de un pueblo en la luna?
¿yo que no soy capaz de emular un amor sin nombrarte?
para morirse hay que saber un par de cosas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s