a bordo de un Volkswagen

a bordo de un Volkswagen
A la altura del atlas me despido
con la orden de taparse el sol los ojos

a gran velocidad mi llanto se queda
queriendo volver al mar y reunirse con su alma de sal
no sé si son lágrimas de risa o de tristeza
por la ventanilla de un Volkswagen en asenso alrededor
de un millar de punzantes puntos ciegos

un esqueleto en una ambulancia
me hace su cambio de luces
y yo acelero sintiendo la piel del espacio
horadar mi pecho hasta hacerme confeti
dando mi última mirada al charco del mar que se aleja

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s