la cruz de Dimas

la cruz de Dimas
Miro

al desierto desesperadamente

tabiques de polvillo fracturados
ciudad horizontal de ceniza
espuma de la lontananza

las lágrimas

persiguen el horizonte
liberan los espejismos hincados;
y la broma de agua me huye

desesperado

bebo un vaso del muñón de la montaña,
saboreo el talco infinito
mezclado
con espadas del ejercito Saladino
y la cruz de Dimas

pronto

un sindicato de fantasmas
me viola por los umbrales
amaneciendo en el viento luego
golpeando a las rocas en el rostro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s