Mariposas con rabia y aguijones

Mariposas con rabia y aguijones

En el túnel de un invierno sobre ruedas,

circo de actores glaciales en las calles,

en la esquina ahora distingo tu rostro

 

bajo las portillas abiertas

de una lluvia eterna que perfora nuestros cráneos

la espuma empapa nuestros zapatos

se aglomeran los vagabundos y tú sonríes,

 

después vamos a mi casa

 

y veo tu corpiño casi adherido a tus pechos,                                  

me entregas la boca cerrada y yo la divido

tus ojos se mezclan con lo negro de los míos

y un mundo de cabello nos cubre,

tu dedo que todo lo nombra

rodea mi espalda y la inventa de nuevo

 

se confunden los calores de la chimenea,

no se si es el fuego o es tu piel

la que enciende las bujías de mi pecho

 

lejos del sillón para leer y el pueblo de papá

la televisión de paga, la alfombra fresca,

pero también lejos de la maraña de miseria

escondida detrás de las calles de Palestina o Ciudad Juárez,

un ladrido de hierba en las alturas

las gaviotas nos circulan              

hay que alejar la playa a empujones

 

el tronido del mar a unos metros

es del mismo graznido de nuestros besos

quizá del mismo material

 

y mis dedos escondidos en tus concavidades

espantan tus mariposas y a espasmos escapan,

mariposas que muerden perros en las aceras,

mariposas con rabia y aguijones

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s