cuando su sonrisa sea eterna

cuando su sonrisa sea eterna
Sus cabellos que huyen a todos lados,
ratones escurridizos de entre las vías
se entrelazan con las olas de un brinco
en su viaje al centro de la tierra

para perforar el acorazado en su encuentro
con la medusa bajo el agua

ahí junto al submarino enmohecido
que murió de cólera
victima de múltiples ombligos
presupuestados

los ojos del arrecife entran
y salen por su sexo
y en las cenizas se gesta
otro firmamento de acero

para que vuelva la guerra

(señalado por la punta
del pecho eterno
que hasta las hienas alimenta)

ahí por donde mi mano emerge
y a ciegas coge una gaviota
y la regresa a la placenta de golpe
para alimentar mis dientes

y junto con los resto de las nubes de napalm
tejerle un sombrero de plumas blancas
señora

y arrebatárselo
cuando su sonrisa sea eterna

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s