La muchacha y el lienzo

La muchacha y el lienzo
Me desperté a las diez
nos desayunamos,

la muchacha añadiendo
que verlo

un lienzo mojado en su pecho
hasta quedarse dormido sentado

sabiendo lo que sentimos
abracé a el malecón de los vapores
de las bellísimas mujeres vestidas
de la ciudades balnearias

el mar está bien
desde sus ojos,
señal de haber subido la marea

a las once
disparó su anteojo contra el piso

yo también sentí
nuestros pañuelos blancos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s