Este mal de abejas diabéticas

Este mal de abejas diabéticas
¿pero en donde te encuentras?

¿donde guardas la ruta de gollerías a tu encuentro?

¿será que ha escapado el sol
y se ha llevado su linterna?

este estúpido encuentro de llaves
sin entrepiernas

este mal de abejas diabéticas,

esta noche guarda un beso negado
en el oscuro de todas sus esquinas

hay tacones de damas en las aceras

pero

la peor fibromialgia es la de extrañarte
y usar el mundo como una nave
para huir de ti

Anuncios

La canción de las bocinas de los autos

La canción de las bocinas de los autos
Las dunas en las calles

el dedo de sequía que calla la piedra,
con la yema del índice
en la boca del agua

el sol es una marioneta de cartón
que camina y se esconde
quisiera saber de que mano cuelga

en el aire la esférica dieta del buitre
y su velorio dentista
con sus pisadas de circulo
en el viento

formando ochos
entre los edificios
por que el parpadeo
del infinito
es la muerte

un ruido en la glándula de un cuello

y el beso detrás de mi boca
en el gatillo de mis dientes
espera,

un corazón en un estuche
de muslo
bajo llave

un policía
se hinca en su pierna mala
y baila
la canción de las bocinas
de los autos

La muchacha y el lienzo

La muchacha y el lienzo
Me desperté a las diez
nos desayunamos,

la muchacha añadiendo
que verlo

un lienzo mojado en su pecho
hasta quedarse dormido sentado

sabiendo lo que sentimos
abracé a el malecón de los vapores
de las bellísimas mujeres vestidas
de la ciudades balnearias

el mar está bien
desde sus ojos,
señal de haber subido la marea

a las once
disparó su anteojo contra el piso

yo también sentí
nuestros pañuelos blancos