Muere un cisne en la tarde

Sígueme en Facebook: http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9
Muere un cisne en la tarde
El halago al hilo de sol es muy frio,
la cuerda es de madera húmeda y no calienta

en este lado del mundo
la ciudad vive fosilizada en un cubo de hielo y cerámica
las huellas de los maniquíes tienen siglos de distancia

y chocar los labios con la mujer de nadie
es un choque frontal de motocicletas

es una caricia de piedras que se odian

son dos engranes que se rosan
cada vuelta con cariño de herramienta

hay calor en el metal
pero viene de la contractura del óxido,
del aplauso del plomo
de las uñas en los brazos hidráulicos

el reloj no detiene su parpadeo

cada ronquido que cruje
muere un cisne en la tarde
detenido en una rama de Yucatán

finalmente las manecillas
encajaran su filoso ruido de dientes que trituran
en el esófago del sol
y la bombilla se hará vidrio
en el grito de las velas bajo la lluvia

y las nubes que andan a pie
perderán su cabeza al ser divididas

el humo del fin nacerá muerto
por que en su pubertad le crecerán flores en los ojos
y bajo las sombra de sus pétalos
buscaremos refugio
entonces volveremos

y encenderemos la bombilla del sol
por quinta o sexta vez o séptima…

El coro de las alarmas

el coro de las alarmas
El viento silva en hierba su rocío
cuelga el sol de una rama en la luna
algunos peces pierden su último navío
por cargar un roble blanco en las espaldas

lejos de las armas
la teja ondea por los disparos
sus venas corrugadas a la vista
Jerusalén con sus aguas de arena
los barcos en la ensenada
en la isla del submarino incandescente

los chalecos soportan la pirotecnia
con su cota de malla en la bomba
del paladar de la noche

las cintas en el zapato de la hernia
de un pueblo que se hinca en su rodilla
para morder con ambos labios
los colmillos de la serpiente

ya no confundes la pelota entre las minas
el azud trasplanta la sangre de los niños
para vaciarlos en recipientes y ataúdes industriales

ya no corres descalza en la hierba con escamas
ya la navidad ya es un lince acariciable

crujiste como dedo de cera en los engranes
de la guerra y hoy,
vuelves la vista y acaricias tus pisadas como a cachorros
y el vendaje de tu pelo enmaraña el mediterráneo,
San Paulo, París, Guadalajara, Vancouver
Puebla, Senegal, la cocina, la pluma, la secadora,
la tuerca que une al horizonte con la tarde
y la palabra beso en diez y seis idiomas

el perro de la tarde bucea en el charco,
más bien océano

y se deben afilar muy bien las uñas
se debe amarrar el bisturí a los dientes

con dedos de saliva coger muy rápido los besos
y mandarlos a bolsillos escondidos,
las medias o la axila,
el páncreas, el núcleo en las antenas
del clítoris

luego volver a la línea de gaza
y seguir manoteando cuchillos
en el aire

Los knackers babean frente a los bares

Sígueme en Facebook: http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9
Los nakers babean frente a los bares
Los knackers babean frente a los bares
buscando un nudillo que les acaricie
las mejillas a palos
un rubor sabor a hueso, menta y cilantro
viaja de las ventanas a la calle,
bajo sus uñas también hay cerveza
bajan sus pantalones y orinan cadáveres
el semen se evapora y llueven niños
de las nubes,
pero se declaran ancianos al pisar
el vientre de la calle.
Llenos de pasión se enredan en sus pasos
agitando sus manos como escapando desesperadamente
de las fosas lunares y los labios mayores
hablan media lengua disecada
jóvenes y ancianos se reparten
entre matorrales de acero y el rojo desgaste
de la confección de mierda y cebo
la noche se arrodilla en su pierna invalida
las luces del estadio se apagan de un tirón
y las sombras olvidadas de los balones giran ciegamente
cruzando las avenidas de la cancha
un murciélago coge el pasto y se los traga
cumulo de células que se apilan
con su alma de cartón a la redonda,
en el hombro de la tarde termina la cota de malla
y empieza un desfile de engranes y aceite y llantas
con botas de árbol
y chaquetas Adidas

Irlanda pájaro de piedra

Sígueme en Facebook: http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9
Irlanda pájaro de piedra
Irlanda pájaro de piedra
a dos metros del Mediterráneo
y no conoces el rojo

la sangre la confundes con agua,
cuando el vientre de la bomba
se hace lodo en los aires
con tus plumas

y todos beben pólvora
con las lagrimas
de tu lluvia

Irlanda hay un colibrí
en tus alas y un coyote
alejándote por el cuello
del mundo

pero tus perros resbalan
en el hielo,
sus huellas son como abanicos
de metal

mientras escribo esto
diez y siete noches blanquearon
de muerte en la mejilla de
tu bufanda de alambre

pájaro incienso, pájaro venado

bebiste de un trozo de hueso
en el vientre de tu madre
nueve meses por milenios

tu madre,
parada en la flecha inmóvil
como paloma

tus trenes están llenos de gaviotas

tu costa es una sirena descalza
con el ruido en la gota
de su entre pierna

tienes los zapatos del material del rio
tus ojos son ballestas infinitas,
rectas como agujeros de noche
se tragaron al mundo
y vomitado cristos encapuchados