Bajo tu vestido anidaron las sombras de la ciudad

Sígueme en Facebook: http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9
Bajo tu vestido anidaron las sombras de la ciudad
Sales a la calle una tarde de jueves
entre el cabotaje de los corbatas flojas
sonríes y sumerges cisnes en las tarde
en las aguas que encallan en tus surcos

tu cabello se agita como mariposas con correas
un nudo pescador de nervios te oprime la clavícula
al desembelesarse de ojos

tu cabello de un negro mediterráneo
y tus ojos dos pedazos de sombra infinita

al caminar un ajetreo pasa enmaromando
las miradas como hilos de pesca

los hombres del figón colocan sus vasos
en el aire mientras te miran

el movimiento de tus piernas encajan
como alfiles de un solo golpe el gambito

miro como le robas el viento a los molinos
con tus extremidades

no hay un adoquín entero para un palomo en la plaza
y tus pisadas ocupan continentes

bajo tu vestido anidaron las sombras de la ciudad
y el palpitar del sol es insistente
y tus mejillas guardan un beso entre sus ojos
y yo lo veo parpadearme con su monóculo
de hermosas esponjas húmedas

y perderse en el vaho que emerge
del ruido de los autobuses

yo lo persigo calle adentro sacándome
el corazón con una mano y ofrecértelo
mientras mis rodillas tocan el fango
de huesos oxidados y mis pupilas
se topan de frente con el suelo
pintando de sangre tus charcos eternos
sembrados donde miras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s