Había que callarlas a besos

Mira el video de este poema: http://youtu.be/SMng_68KKtE
Sigueme en Facebook http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9
Había que callarlas a besos

Las hijas del diputado nos vieron al rostro
Y dibujaron con sus labios sonrisas honestas
Cuando la luna de otoño del dos mil uno
Sonreía colgada de la noche

En los porches dormían borrachos
Y los ecos de tambores de las fiestas
Se colaban por los subterráneos

Se sodomizaba el contexto con
Tanto espontaneo Kamikaze

La gente iba a suicidarse con licor
Y sexo

Las torres gemelas habían caído
Un mes antes
Y se empolvo el mundo con sus restos

Había más cadáveres en África diariamente
Pero estos fueron supuestos parientes de los bienhechores
Y del sueño americano

Había tanto miedo en cada esquina
Que Nueva York parecía
Que apenas era un niño destetado

Nadie quería subirse a un avión
Por miedo a convertirse en plumas de paloma
En el suelo del Central Park

Éramos dos chicos de ciudad perdidos
En un pueblo plantado en cimientos victorianos,
Una de esas ciudades en que el nombre redunda
Con la palabra melancolía
Por sus calles empedradas
Sus paredes de cobre
Y gárgolas paradas mirando desde las azoteas
Con su mirada de cantera

En cada esquina había muerto
Un héroe de la patria

Las chicas eran un par de ovejas desencajadas,
Aun no se limpiaban toda la leche materna
De sus sonrientes labios

Sus hermosos pechos nacientes
Les daban un aire sencillo
Y cada dedo de sus manos era tan ingenuo
Que besarlas era un brío de perro bravo

Hacia frio y había que abrazarlas
Hacia miedo y había que callarlas a besos
Hacia amor y había que quererlas

Yo cogí de la mano a la mía
Y le dije: no te pierdas nunca

Cuando frente a nosotros
Dos borrachines se enroscaban a golpes
Y aun recuerdo el tacto de su piel tan nueva
En mi caricia

Dormimos juntos en un patio
Y yo la rodeaba con mis manos
Y me sobraban dedos

Era tan flaca que tenia miedo
De que se secara
Finalmente en la madrugada

Y al día siguiente todo era el negror
De un pueblo sembrado en minas de carbón
Y plata

Pero aun había amor y había que quererlas

Anuncios

Sueño de sirena noctambula

Sigueme en Facebook http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9

Sirena mordiste el anzuelo

duro y triste

del desamor ostensible

mujer sirena

 

Mojaste tus sabanas

con la sal de un mar

de lagrimas

 

Tus ojos pálidos y tristes

como dos perlas craqueladas

se humedecen parecidas a esponjas

al hundirse bajo tus parpados

 

La tristeza es un dolor de huesos

 

La noche es un estallido

de luces negras

 

La luna una cicatriz desolada

como un sobrio en medio

de un corro de borrachos

 

Sonríe con esos dientes

llenos de arena,

cubre tus pezones

con esperma de orcas

 

Ensúciate de vida

 

                        Después

 

Lanza tu mirada al horizonte,

esa línea, ese lindero, ese cabello

de virgen acostada

 

Finge un sueño y arrástralo

hasta tus pechos

para estremecer

las pupilas de tus pezones

para luego morder duro tus dientes

con mi boca

y naufragar finalmente

como satélites abandonados

a su suerte.

Sombras II

Sigueme en Facebook http://www.facebook.com/#!/cesar.sanchezazueta.9
Mira el video del poema: http://youtu.be/pujmzC8dL-s

No soy un humano cegado

mas bien soy un esperma que ha naufragado

en el lado erróneo de la matriz en una sempiterna madrugada sin estrellas,

escape por una ligera herida

y me cole hasta la garganta del tigre en dirección del vomito

hasta volver a la vida por su boca,

los colmillos rasguñaron mi cráneo al salir

y me nació una vagina en la nuca,

hoy si quisiera podría gestar demonios anfibios en mi cabeza,

casi tan peludos como un mamífero

pero con capacidades de canto y coeficientes minúsculos,

al salir no soy humano mas bien soy un corro de células filibusteras,

cada una con una sonrisa tan hipócrita como el de las hienas,

con un monóculo polarizado para el tercer ojo

ubicado en medio de los ojos naturales,

con hojas de cilantro en las entrepiernas.

el cuervo azueta