Tú Crispín lanudo.

Tu lánguida liturgia

Cincelada

Por el canto de granujas

Grillos tecnócratas

Con jergas de cables

Florilegios de números,

Pinta de matarifes,

Y aliento a cadáver

De demonio.

Tu Crispín lanudo,

Tu vaivén ensortijado

Por maricas lameculos.

Tú rábiela

De lanza envenenada,

Saeta perdida

De fuego en la noche

Con punta de colmillo

De tigre

Asesino

De hambre.

El obús en tus ofensas,

Tu aspirina

A base de láudano.

La inanición de tu frígida

Lágrima estéril.

El ramillete de tus labios

Y sus espinas de bronce,

La confitería de tu escote

Y el relente abuso

De mis latidos

Mono fóbicos.

Tú encima del blanco tapiz

Parvada de verderones

De mimbre,

Sofocando el tuntún

Del aleteo

De las manadas

Angelicales.

Con tu risa de espanto,

Tu risa de oligofrénico

Torero de trenes

Dormitando

En su almohada rellena

De martillos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s