Me recuerdo en las calles

Yo era un chico duro

Que se escondía en la noche

Como un verdugo amamantado

Por el perdón humano.

Bebí mucho, si, bebí mucho

Pero el licor tenía un

Sabor distinto al licor

Del vulgar beodo estúpido.

Pelee mucho, si, pelee mucho

Pero mi sangre se mezclaba

Con el duro hormigón

De la cresta salvaje

Mientras las hienas

Y los caníbales

Explotaban con carcajadas

Delirantes.

Escribí mucho, si, escribí mucho

Mis palabras eran metal

Que al sumergirse en acido

Creaba vinagre

Corrupto de espuma

Rabiosa mezcla de resaca

De leones y rosas.

Ame mucho, si ame mucho

Mi corazón se incendiaba

Ante el solipsismo,

Los ojos de lúgubres

Colegialas

Y el cinismo

Primaveral de sus pétalos.

Yo era un chico duro

Que recorría incansable

Las calles bajo la luna.

Triste, furioso, risueño,

Feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s